Home / IDEAS CURIOSAS / La madre llamó al profesor de su hija, cuando vio que el perro actuaba de la forma más extraña

La madre llamó al profesor de su hija, cuando vio que el perro actuaba de la forma más extraña

Cuando un matrimonio recibe la noticia de que serán padres, lo que más desean es que su hijo(a) nazca con mucha salud, desafortunadamente no siempre es así.

Sadie es una pequeña que nació en el 2012. Su madre, Michelle, confiesa que todo el embarazo fue muy tranquilo y tanto ella como su esposo se sentían seguros de que nacería sana, sin embargo, cuando Michelle dio a luz y miraron por primera vez a la pequeña, se dieron cuenta de que no era así.

Apenas nació, Sadie fue llevada de inmediato a otro hospital para darle los cuidados que requería con urgencia. Luego de varios estudios y análisis, los médicos notificaron a Michelle y a su esposo, que la pequeña tenía Síndrome de Down.

Luego de estar dos meses en cuidados intensivos, finalmente pudieron llevarse a la bebé a casa, pero por desgracia la felicidad les duró muy poco.

Después de ser dada de alta, a los dos meses llevaron a la bebé al hospital de urgencia y los médicos informaron que debían operarla del corazón, así fue que descubrieron que esta tenía diabetes tipo 1, desde entonces los padres se encargaron de que los niveles de azúcar no fueran ni muy altos ni muy bajos puesto que la vida de la pequeña estaba en peligro.

Es claro que la preocupación estaba presente todos los días pero las cosas cambiaron cuando llegó un integrante a la familia, Hero, un perro labrador.

Los perros se caracterizan por tener un excelente olfato, tanto que incluso son capaces de detectar cuando los niveles de azúcar en la sangre alcanzan un grado peligroso.

Sadie trataba de llevar una vida de lo más normal pero en una ocasión en que se encontraba en la escuela, Hero, su perrito, comenzó a comportarse de forma muy extraña. Por lo general es muy tranquilo pero ese día comenzó a aullar de manera muy extraña, tanto que Michelle se preocupó y decidió marcarle al profesor de Sadie.

Al preguntarle si esta tenía los niveles de azúcar normal, este indició que sí. Sin embargo, Hero continuó aullando sin control y poco después, Michelle recibió una llamada del profesor, mismo que le informaba que de 122 habían bajado a 82. Esto era fatal para Sadie pues si continuaban bajando podría caer en coma o morir. Es curioso pero aun a kilómetros, los perros son capaces de sentir los niveles de azúcar, incluso los detectan antes que el aparato de medición.

KC Owens, entrenador de Hero, comentó que los perros tienen cientos de millones de receptores en la nariz lo que les permite en este caso, salvar vidas. No cabe duda de que ese nombre le viene bastante bien. Este perrito es un héroe que salvó a Sadie pues inmediatamente fue llevada al hospital para nivelar el azúcar y evitar una desgracia.

No cabe duda de que estos animalitos son el mejor amigo del ser humano, no conforme con ser una gran compañía también protegen e incluso salvan vidas.

Si estás de acuerdo con que los perros son  animales maravillosos que merecen todo nuestro amor y reconocimiento, comparte con tus amigos esta historia.

Fuente:newsner

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *